>
Viernes, 02 de diciembre de 2011

Desde hace rato terminó la actuación del Real Cartagena en un año que debe quedar para el olvido y desafortunadamente el próximo año tendremos que escuchar con bastante frecuencia la palabra descenso, vocablo al que el equipo heroico está bastante acostumbrado.

Se fue Hubert Bodhert, pero en el equipo casi nada cambió, Real Cartagena tampoco,  en el balance final de este segundo semestre termina como el equipo con más derrotas con nueve, de las cuales cuatro se dieron bajo el mando del técnico Mario Vanemerack, cuya actuación no convence del todo a los aficionados máxime cuando se escucha voces que dan cuenta del mal manejo que le ha dado al grupo de jugadores con algunos de los cuales ha tenido encontrones bastantes serios.

Este semestre se perdió en todos los sentidos, en lo deportivo los números no pudieron ser peores y en lo administrativo se termina la campaña con las mismas deudas de todos los años, jugadores inconformes por la falta de pago, muchos de los cuales para el próximo año no estarán con el equipo por diversas circunstancias, algunos de los cuales han quedado bastante desvalorizados debido a la pésima campaña que hicieron, otros piensan partir a otros lares antes de que la cosa se ponga más fea (caso Humberto Mendoza y muy seguramente Emanuel Molina).

El tema de las lesiones fue un aspecto que influyó mucho en el bajo rendimiento del equipo pero vuelve a poner en el tapete el mal manejo que se le ha dado todos estos años a la parte medica y a la precaria preparación física del equipo y demuestra que es muy cierto el dicho aquel de que “lo barato sale caro” .

Mientras los directivos del Real Cartagena no se convenzan que se necesita un mejor y más capacitado cuerpo médico siempre van a tener que pagarle a jugadores que la mayor parte del año se la pasan recuperándose de lesiones que en otros equipos sanan en cosa de días, lo cual es altamente preocupante y atenta contra el presupuesto de cualquier institución deportiva.

Nuevamente vendrán los balances, habrá que hacer ajustes, tendrán que salir jugadores y llegar nuevos elementos pero lo único cierto es que en el año 2012 empezaremos en el último lugar en el tema del descenso es por lo que desde ya estamos reclamando con bastante antelación que se tomen determinaciones con cabeza fría, se haga un inventario de lo poco que se hizo bien y se corrijan los muchos aspectos en los cuales se falló.

Seguimos pensando que el “cáncer” del Real está en el mal manejo dirigencial que se le viene dando al equipo desde hace ya varios años, los problemas reales del equipo se encuentran en la cabeza y eso lo hemos puesto de manifiesto en casi todos nuestros escritos, el equipo es privado pero hay un porcentaje accionario que es del Distrito y es por ello que el nuevo alcalde de Cartagena quien conoce suficientemente de este tema, debe ponerse al frente de este asunto y el año venidero le toca tomar medidas para que el Real Cartagena vuelva a ser de los cartageneros.

No creo que Nuevo alcalde de la ciudad quiera tener el dudoso “honor” de volver a ver descender al equipo durante sus cuatro años de mandato. Pilas con eso que si supuestamente “hay campo para todos” ojala no haya campo para la vergüenza y la mediocridad.

Toca contratar buenos jugadores, toca responderle a esta noble afición, toca devolverle la dignidad al equipo de nuestra ciudad. Ojo entonces, que no haya CAMPO para el descenso.


Publicado por Jcap2 @ 19:38
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios
Yo estoy jugando la polla de futbol
Google